Buscar este blog

Cargando...

jueves, 6 de enero de 2011

¡¡¡JEFE Y EMPLEADO: EL UNO SIN EL OTRO TAMPOCO EXISTIRIA!!!


Ni que decir tiene que las relaciones entre jefes y empleados generalmente se basan en la mútua incompresión el uno del otro. Sin embargo en algunos casos son cordiales, frecuentemente son difíciles y en algún que otro se convierten en imposibles. Con este blog pretendemos trivializar un poco el tema, intentando hacer una clasificación de los tipos de jefes y empleados, asi como anéctodas que se encuentran en el variado mercado laboral.

lunes, 27 de diciembre de 2010

LOS EMPLEADOS PREFIEREN A JEFES RESPETUOSOS Y CERCANOS

El 89% de los empleados prefieren tener jefes que sean respetuosos y cercanos, mientras que el autoritarismo sólo se valora como factor de liderazgo en el 34% de los casos, según un estudio elaborado por la empresa de recursos humanos Randstad.

Los autores del informe explican que deben encontrarse otros rasgos en un jefe “con éxito” como, por ejemplo, ser motivador y razonable, para el 80% de los encuestados, inteligente (para el 76%) o confiado (para el 69%).

El estudio, basado en la opinión de 2.199 empleados y 833 jefes encuestados, pone de manifiesto que en épocas de crisis es cuando “más se valora” la capacidad de gestión y dirección de los mandos de la empresa.

Tres de cada cuatro entrevistados consideran importante reconocer y recompensar el éxito del empleado, y en general los empleados valoran especialmente que la empresa cumpla su palabra con los clientes y se preocupe tanto de ellos como de sus trabajadores.

Fuente: expansionyempleo.com

lunes, 20 de diciembre de 2010

Hay un chiste en el que un empleado a otro le dice:
-¿Sabes que falleció el jefe?
-Si, pero quisiera saber quién falleció con él  
-¿Que falleció alguien con él, por que lo dices?
-¿No leiste la esquela que puso la empresa? Decía: Y con él se fue un gran colaborador...

CASOS Y COSAS.... Un banco pide a sus empleadas que vistan faldas amplias y ropa interior color carne

Hoy en día aún podemos sorprendernos con noticias asombrosas. He aquí un reciente hallazgo:

El recatado 'dress code' de la banca suiza Un banco pide a sus empleadas que vistan faldas amplias y ropa interior color carne La ropa íntima de las trabajadoras de la entidad suiza UBS no podrá ser rosa según las últimas directrices.

Un banco ubicado en Zurich trata de mejorar su imagen y recuperar la fe de sus clientes con una curiosa medida: pedir a sus empleadas que vistan faldas amplias y ropa interior de color carne.

Según el diario británico 'Metro', el documento interno, de 52 páginas, explica a la plantilla de cinco sucursales cómo causar buena impresión a los clientes, incluida la estrafalaria premisa sobre la ropa interior.

En el caso de los hombres, las prendas íntimas deben ser "de buena calidad y fácil lavado pero también resultar indetectables", sea cual sea el significado de esto último.

Ellas deben utilizar ropa interior color carne no demasiado ajustada y medias. También se les explica que llevar maquillaje da imagen de competencia.
En general se desaconsejan las comidas de olores fuertes y el tabaco.

"Se trata de recomendaciones no de normas estrictas", explicó un portavoz del banco. Y añadió: "Está por decidir cuales de estas líneas de actuación se extenderán a las 300 sucursales suizas. Depende de cómo sean recibidas por la plantilla de estas cinco sedes".

FUENTES: http://noticias.terra.es/2010/mundo/1220/actualidad/banco-suizo-mujeres-ropa-interior.aspx; http://www.metro.co.uk


jueves, 16 de diciembre de 2010

¡¡SEGUN DE QUE LADO MIRES!!

· Cuando tardas mucho en acabar una tarea, eres LENTO.
Cuando tu jefe tarda mucho, es METICULOSO.

· Cuando tú no haces tu trabajo, eres PEREZOSO.
Cuando tu jefe no hace el suyo, está DEMASIADO OCUPADO.

· Cuando cometes un error, eres un IDIOTA.
Cuando tu jefe comete un error, ERRAR ES HUMANO.

·Cuando tú haces algo que no te han pedido, estás SOBREPASANDO TU AUTORIDAD.
Cuando tu jefe hace lo mismo, es demostración de INICIATIVA.

· Cuando mantienes tu posición y defiendes tu punto de vista, eres un CABEZOTA.
Cuando tu jefe lo hace, es FIRME.

· Cuando tú no respetas el protocolo, eres MALEDUCADO.
Cuando tu jefe no sigue ciertas reglas, es ORIGINAL.

· Cuando complaces a tu jefe, eres un PELOTA.
Cuando tu jefe contenta al suyo, es COOPERATIVO.

· Cuando estás fuera de la oficina, estás PERDIENDO EL TIEMPO.
Cuando tu jefe está fuera de la oficina, está en un NEGOCIO.

· Cuando tú estás de baja por enfermedad, estás siempre ENFERMO.
Cuando tu jefe está de baja por enfermedad, debe estar GRAVEMENTE ENFERMO.

· Cuando tú mandas bromas por e-mail, es correo INÚTIL.
Cuando lo hace tu jefe, es HUMOR.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

LOS 10 PECADOS CAPITALES DE UN JEFE

Los «jefes» son imprescindibles en cualquier organización; de su buen hacer depende en gran medida el éxito o fracaso de las empresas. Basándonos en el manual de Leo Farache “Los 10 pecados capitales del jefe…. o cuando el jefe daña la productividad y la felicidad”, a continuación detallamos cuáles son los 10 pecados capitales de los que todo jefe debe alejarse:

1. El jefe no decide, no manda: la ausencia de mando puede tener consecuencias muy negativas para la organización. Este vacío puede venir derivado de una no aceptación por parte del jefe de las responsabilidades asociadas al cargo. El jefe que no manda, que no decide, es un estorbo. ¿para que queremos un jefe que no ejerza como tal?... por otro lado, para mandar, hay que saber delegar. La esencia del mando radica en la delegación de funciones y tareas a un tercero, al que debe proporcionarle las herramientas adecuadas y al que controla y evalua.
.
2. el jefe manda, pero no lidera: para conseguir la complicidad de la organización, el jefe tiene que enviar señales, muchas de ellas muy sencillas, que le permitan ser tomado como referente. El carisma se construye a través de comportamientos cotidianos, no solo con un verbo fácil y locuaz. El jefe que busca liderar su equipo tiene que encontrar mucha complicidad en él. Existen jefes que parecen empeñados en distanciarse de sus subordinados, lo que hace imposible su liderazgo. Una de las características del líder es su capacidad para crear un equipo y conseguir que el conjunto este por encima de la suma de las individualidades.
.
3. el jefe es un prepotente: (lo cual, a menudo, coincide con que el jefe no es muy educado, no es muy humano o no es muy honrado). El jefe es prepotente porque ha desarrollado su autoestima de una forma excesiva. Cree que las personas como él son diferentes a las demás, la gran mayoría, y que estas no merecen su tiempo y estima.
.
4. el jefe oye pero no escucha: escuchar lo que no se quiere oír es incomodo, difícil, pero necesario. El buen jefe que sabe escuchar, obtiene valiosa información que le hace cuestionarse decisiones y formas de funcionamiento: tendrá mas probabilidades de acierto.
.
5. el jefe pierde su propio control: controlarse es dominar la capacidad y el valor de elegir.
.
6. anteponer los resultados concretos a hacer las cosas bien: aquellos jefes que anteponen los resultados concretos a hacer las cosas bien, cometen el sexto de los pecados capitales. Trabajar y vivir en una organización con jefes que solo piensen en resultados, sin reparar en mejorar los medios y la estructura organizativa para conseguirlos, es descorazonador y muy desalentador.
.
7. el jefe no despide a los empleados o directivos perjudiciales.
.
8. el jefe no piensa primero en los clientes: poner en el centro de todo al cliente es algo que no falla. Eso sí, exige mucho esfuerzo y humildad.
.
9. el jefe tiene miedo o el jefe divide: El miedo paraliza a las personas y organizaciones. Y, lo que es aún más grave, el miedo a los posibles competidores internos obsesiona a los malos jefes, más pendientes de sobrevivir que de la eficacia de su gestión.
.
10. el jefe es injusto: el jefe es injusto cuando no entiende la importancia que tiene el dinero para sus subordinados y juega con el dinero ajeno. Justicia es el deber de dar a cada cual lo suyo, tarea nada fácil en el seno de una empresa.
.

Fuente: Manual "Los 10 pecados capitales de un jefe" de Leo Farache King

LAS 10 CUALIDADES DEL BUEN JEFE

Una de cal y otra de arena, tras apuntar cuales son sus peores defectos, ¿cuales deben ser la cualidades necesarias para convertise en un buen jefe o lider?. Según una encuesta que Yahoo! realizó en Estados unidos entre 1200 oficinistas, un 32% consideró que tener un buen jefe era el principal factor para estar feliz en la oficina y un 43% de los entrevistados consideró que podría hacer mejor el trabajo que su jefe y que las habilidades y cualidades que todo buen jefe debe poseer son:

1. Habilidades para la comunicación y para escuchar.

2. Habilidades efectivas de liderazgo.

3. Confianza en que los empleados harán su trabajo bien.

4. Flexibilidad y comprensión.

5. Inteligencia.

6. Habilidades para trabajar en equipo y tener un temperamento justo.

7. Interés en el desarrollo del empleado.

8. Habilidad para compartir el crédito del trabajo.

9. Éxito en encontrar y retener a nuevos talentos.

10. Habilidades de presentación.


Fuente: Yahoo! Noticias

lunes, 6 de diciembre de 2010

COMO LLEVARTE BIEN CON TU JEFE...

En toda situación en la que exista un sistema jerárquico, va a existir una serie de dificultades que pueden provocar revueltas o enfrentamientos con sus correspondientes consecuencias negativas para ambas partes.
Estamos hablando de comunicaciones entre jefes y empleados, donde el mayor problema habitualmente es las diferencias de necesidades entre unos y otros. En las empresas actuales cada vez se exige más involucración por parte del trabajador, más dedicación y más motivación hacia los resultados de la empresa.
Por otro lado, el trabajador echa de menos el interés por sus propias necesidades y el trato más humano. Los problemas ocasionados por la falta de entendimiento van a desembocar en un ambiente laboral cargado de tensión, donde la comunicación es muy forzada y donde los objetivos de ambas partes se ven truncados.

Van a aparecer situaciones de enfrentamiento en las que llevas todas las de perder:

Problemas de entendimiento
Si la relación con tu jefe no es la apropiada te encontraras con problemas a la hora de transmitir ideas nuevas, existirán dificultades en la asimilación de conceptos, no habrá una buena empatía, lo cuál provocará serios problemas de entendimiento.
El no conocimiento del otro, de sus pretensiones y de su trabajo provocará muchas limitaciones en ambas partes.
Van a aparecer situaciones de enfrentamiento en las que llevas todas las de perder, ya que en la jerarquía tú estas debajo y que duda cabe que primará la decisión de tu jefe por mucho que intentes imponer la tuya. Te crearás mala fama y no se te tendrán en cuenta para futuros proyectos.

La motivación
A nivel psíquico, estas dificultades van a provocar una baja en la motivación por el trabajo, repercutiendo en la frecuencia y calidad del trabajo desempeñado, al igual que se produce un desapego de la empresa y un desinterés por la obtención de objetivos.
La negatividad vivida día a día durante 8 horas mínimo provocarán en la persona una sintomatología que ya todos conocemos: desde problemas de estrés, sueño o alimentación, hasta ansiedad, depresión o problemas físicos derivados de mantener la presión.
Si esto es de dominio público y la sensación del resto es afín a la tuya provocaréis un ambiente laboral inestable, con altas y bajas laborales y perjudicando a personas que puedan estar contentas con su puesto de trabajo, ten en cuenta que no todos tenemos las mismas prioridades o metas.
El mismo ambiente puede ser vivido por tu compañero como ideal, con lo cuál no trates de provocar negatividad , ni crearte aliados, solo muestra tu descontento personal y si existe algún aliado ya aparecerá.

¿Ambiente tenso?
En un ambiente tenso, el jefe se dedicará a imponer sus necesidades sin tener en cuenta la de los demás, con lo cuál lo prioritario será la empresa y la obtención de sus objetivos anuales, no importan los problemas individuales y los descontentos. Una vez creado este clima, es difícil conseguir comprensión o negociación, ten en cuenta que tú mismo has ayudado a generarlo con tus críticas, enfrentamientos, desacuerdos, etc.
Para conseguir que esto no ocurra será importante poseer una forma de comunicación que ayude a la negociación, desde luego, deja de lado las críticas a la empresa y las discusiones, solo sirven para poner a la defensiva a la otra parte y para echarte tierra encima. Intenta ser conciliador y quejarte de los problemas pero sin atacar ni criticar a la organización empresarial o a los jefes, ten en cuenta que son ellos lo que organizan, lo vivirán como un ataque personal.

Participa en las ideas y en los proyectos
Desde el momento en que entras a formar parte de una organización, tu papel es uno más y tu función está limitada a una serie de tareas, por lo tanto tu implicación en ellas y los resultados dependen de ti y del equipo en el que te integres. Cuando tengas problemas para desarrollarlas, haz una queja exponiendo claramente cuales son las dificultades, qué es lo que no funciona y qué deberíamos cambiar. Propón ideas nuevas pero no impongas, esa es la función de otros.
Tu papel es intentar mejorar pero recuerda que estás limitado y que es el jefe el que decide, cuantas más ideas propongas, más oportunidades tendrás de que se concluya algo que a ti te interesa.
Si no participas en la negociación, no propones ideas y sólo te quejas de los problemas, provocarás un clima negativo que te repercutirá negativamente. Los jefes tendrán siempre en cuenta a la persona que aporta ideas, colabora, es comunicativa y se preocupa por los resultados, valorarán sus críticas y las tendrán en cuenta; el que sólo se queja es un punto negativo a erradicar.
Aprende a aceptar las nuevas propuestas con humildad y tranquilidad, a priori todo vale aunque tú sepas que es inviable no lo critiques desde el principio, ponlo en práctica durante un tiempo, después tendrás la posibilidad de argumentar y quejarte de los problemas ocasionados y los demás (superiores) atenderán tus quejas con atención, ya que has tenido un tiempo de prueba. Si lo haces desde un principio creerán que lo haces por quejarte, por costumbre y sin pruebas, ni argumentos.

Siempre sé tu mismo
Para generar un buen clima laboral entre jefes y empleados no cabe duda que el trabajo es a un 50% repartido entre ambos. Por parte del jefe no podemos hacer nada, él es el que tendrá que comportarse de manera adecuada. Desde el lado del empleado podrás tener una buena comunicación si te expresar con claridad y sin tapujos, expones tus ideas con pruebas y argumentos, evitas criticar a la empresa o a los que la forman. Sé humilde y deja una puerta abierta ante un posible error, tal vez estés equivocado y los demás tengan que hacértelo ver.
En los momentos de relax, sé tu mismo, deja al lado los problemas laborales y muéstrate como eres.
En cenas o celebraciones con compañeros de la empresa o con jefes habla de tus cosas para que conozcan algo más de ti y si estás pasando por un problema importante no dudes en comunicarlo a la empresa. El ambiente laboral presionando unido a los problemas externos podrán contigo, solicita días libres si los necesitas, así conseguirás humanizar tu relación con tus superiores.
Si se te está exigiendo más de lo que puedes dar, exponlo sin más y reparte responsabilidades siempre que puedas, nada es inamovible, si no estás cómodo intenta mejorar, propón tus ideas de cambio y espera a que sean analizadas.
Por supuesto, que no todas las empresas ayudan en la comunicación jefe-empleado, si el ambiente es tan hostil que no propicia la buena comunicación ni el entendimiento, si no se valoran las ideas de los empleados y sólo se buscan objetivos tal vez sea el momento de hacer un cambio radical.

Fuente: Terra Mujer / Vicenta Sanz Herrero. Psicóloga clínica

sábado, 6 de noviembre de 2010

CITAS

"Dichoso el que gusta las dulzuras del trabajo sin ser su esclavo"
Pérez Galdós

"El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras"
La Fontaine

"Yo creo bastante en la suerte. Y he constatado que, cuanto más duro trabajo, más suerte tengo"
Thomas Jefferson

jueves, 4 de noviembre de 2010

ALEMANIA PROHIBIRA A LOS JEFES BUSCAR DATOS DE EMPLEADOS EN REDES SOCIALES

El director de la Agencia Española de Protección de Datos está de acuerdo con garantizar la privacidad de los trabajadores frente a sus superiores.
Alemania ha aprobado un proyecto de ley para prohibir la búsqueda de datos de los empleados en redes sociales como Facebook por parte de los jefes. Una práctica cada vez más frecuente, sobre todo durante procesos de selección.

El director de la Agencia Española de Protección de Datos, Artemi Rallo, considera que se deben establecer unas normas básicas que garanticen la privacidad de datos de los trabajadores frente a sus superiores en redes sociales mediante acuerdos colectivos con las empresas, "en justo equilibrio con el derecho de control que tienen los empresarios sobre el cumplimiento de las obligaciones laborales de los empleados".

En relación con el proyecto de ley aprobado en Alemania para limitar a los jefes el rastreo de datos de los empleados en Internet, Rallo ha asegurado, en declaraciones, que en España "el espacio idóneo para madurar ese tipo de políticas y de normas es el convenio colectivo, la concertación social" y que los acuerdos deben darse, "si no a través de una legislación específica, sí entre acuerdos entre trabajadores y empresarios". No obstante, ha declarado que en España no parece que en este momento haya ninguna iniciativa en esa dirección.

En este sentido, ha recordado que actualmente el estatuto de los trabajadores establece una norma que habilita a los empleados a "desarrollar las medidas que se consideren necesarias para controlar el cumplimiento". "En ese marco se habilita la instalación de cámaras de vigilancia, existe una jurisprudencia que permite acceder al uso que hacen los trabajadores de Internet o a su utilización del correo electrónico corporativo que pone a su disposición las empresas", ha precisado.

Sin embargo, ha señalado que no hay un desarrollo legal específico y que las respuestas derivan de sentencias concretas. "Por eso pensamos que, para dotar de mayores garantías jurídicas, habría que llegar a acuerdos más amplios entre trabajadores y empresarios que recojan la amplia gama de casuística que pueden darse", ha dicho.

A su juicio, el proyecto alemán "es una iniciativa va en la dirección correcta para colocar las cosas en su sitio" y ha señalado que responde a la realidad de que las empresas "están utilizando estos espacios para recabar información sobre los aspirantes a puestos de trabajo o sobre sus propios empleados para conocer su conducta". En su opinión, esta actitud plantea "interrogantes serios e importantes que tienen los empresarios para utilizar esos espacios en que los usuarios se desenvuelven de una forma que es la propia de las relaciones personales y sociales". De este modo, ha declarado que "es evidente que el alcance de una previsión legal de este tipo depende de su eficacia, y la única que puede generar está en los procesos legales que se abran sobre despidos improcedentes es dar buenas pruebas del uso de información privada para anular los despidos. "Así, su eficacia jurídica 'a posteriori' puede ser incontestable", ha sentenciado.

En su opinión, si un trabajador puede probar que un empresario lo ha despedido por información obtenida a través de una red social en la que el trabajador ha colgado unas fotografías de poco gusto o unos comentarios contra el empresario, y que ésa es la causa del despido, "jurídicamente sí se puede dar por buena una prueba de este tipo y el juez de turno puede concederle eficacia jurídica".


Fuente:www.HOY.es

viernes, 29 de octubre de 2010

CITAS

"El único lugar en que éxito (o felicidad) va antes que trabajo es el diccionario."
Vidal Sassoon.

"El cerebro es una máquina maravillosa, empieza a funcionar cuando nos despertamos y no se para hasta que llegamos a la oficina."
Robert frost.

"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando."
Pablo Picasso

miércoles, 27 de octubre de 2010

UNA EMPRESA FRANCESA DESPIDE A TRES EMPLEADOS POR CRITICAR A LOS JEFES EN FACEBOOK

Un 'amigo' filtró una conversación privada mantenida en la red social
La empresa francesa Alten ha despedido a tres empleados por criticar a sus jefes en una conversación privada mantenida en la red social Facebook. Los hechos sucedieron un sábado, cuando los tres empleados conversaban en Facebook desde su domicilio. Uno de ellos ironizó sobre el "club de nefastos" que componían la dirección de la compañía y los otros dos se sumaron a la broma. El problema es que un amigo suyo de Facebook contempló la conversación y pasó una copia a la dirección de la compañía que los ha despedido.
Según Alton se trata de una incitación a la rebelión y un menosprecio hacia terceros. Uno de los empleados ha llegado a un acuerdo económico con la compañía. Los otros dos han planteado un litigio. El abogado de éstos sostiene que se trataba de una conversación privada que no ha causado problemas a la compañía. "Es como si tienes una charla en una cena de amigos y uno de ellos la cuenta después a sus jefes".
Este episodio vuelve a plantear la frágil privacidad de las redes sociales y las consecuencias que puede tener cualquier conducta en su seno.

EL PAÍS - Barcelona Fuente: ELPAIS.com - 20-05-2010

lunes, 25 de octubre de 2010

LAS 10 CUALIDADES DEL EMPLEADO IMPRESCINDIBLE

¿Como es el empleado ideal y que cualidades y aptitudes debe poseer? Hoy en día, tal y como están los tiempos que nos ha tocado vivir, donde los mercados laborales son cada vez más competititvos y teniendo en cuenta las elevadas tasas de paro que estamos soportando es imprescindible saberque es lo que buscan las empresas a la hora de contratar un empleado¿Por ello querrán mantener aquellas personas más eficaces y con mayor capacidad de trabajo o buscar fuera aquellas que cumplan estos requisitos. Según un estudio de la ETT Olympia que ofrece servicios para todos los segmentos del mercado en general y sectores como la logística, industria, producción y call center, he aquí un apunte de las 10 cualidades y aptitudes necesarias que actualmente demandan las empresas basa:

1.Formación académica adecuada al puesto.

2.Amplia experiencia profesional.

3.Talento: Es decir, la aptitud a la hora de enfrentarse a una situación laboral y la motivación para realizar todo tipo de tareas.

4.La movilidad geográfica y la predisposición para compartir experiencias con compañeros de todo el mundo.

5.Implicación. Cada vez más, se apuesta por las personas que se implican en cada proyecto con entusiasmo. Se valora siempre que los trabajadores se sientan parte de la organización.

6.Participación y empatía con los objetivos de la empresa.

7.Inteligencia emocional. Se trata de la capacidad para adaptarse al trabajo en equipo.

8.Preparación práctica para el trabajo en un mercado global. Deben ser capaces de realizar tareas diferentes.

9.Seguridad y capacidad de esfuerzo. Son cualidades básicas para afrontar ante cualquier situación laboral o personal que pueda presentarse en nuestro puesto de trabajo.

10.Apuesta personal. Las empresas buscan personas comprometidas con su trabajo y que sientan auténtica pasión por lo que hacen cada día.


Fuente:www.rrhhdigital.com

LOS 10 PEORES TIPOS DE EMPLEADOS

Después de apuntar como ser un empleado imprescindible, hay que decir, que como en botica que hay de todo, en la empresa te puedes encontrar con diferentes tipos de trabajadores. Hemos seleccionado una clasificación de los 10 peores tipos de empleados, correspondiente a un artículo traducido de Scott Reeves para la prestigiosa revista Forbes.

En él se hace una clasificación de los trabajadores que menos rinden o que causan problemas, tipificándolos en diez categorías según sus defectos y proponen algunas acciones para cambiar la conducta del empleado sin necesidad de prescindir de él….

El manipulador
Es el empleado que piensa que todo gira alrededor de él. Sin embargo, no mantienen un buen nivel de actividad y no termina de desarrollar relaciones de confianza con sus compañeros -mucho menos jefes y subalternos- No es aconsejable compartir información importante con este tipo de empleados.
Los manipuladores pueden ser agradables, simpáticos e incluso exitosos. Pero siempre están en alerta para tejer enredos que los favorezcan. Tenga cuidado, la vigilancia constante nunca está de más.

El perfeccionista
Nunca pierde el tiempo. Pretenden que todo funcione a su ritmo. Vigilan y chequean hasta los mínimos detalles, porque temen una pérdida de protagonismo, poder o control. Esta búsqueda de estar en “todo” hace que también se vuelvan solitarios, malos líderes de equipo y pierdan el foco de las metas centrales.

El desafiante
Este tipo de trabajador tiene un gran potencial, pero no es aconsejable para un proyecto a largo plazo. En general, este tipo de empleado se vuelve demasiado independiente. Las tareas difíciles son consideradas como un desafío pero que intentarán hacer suyo y llevar los laureles a cualquier precio. Esto puede salirle caro a su compañía. Es bueno dejarlos como líderes de equipo para que no se aparten de los objetivos.

El irresponsable
Cronológicamente, son como niños y actúan como tales. Lo ideal, para encauzarlos es averiguar qué los motiva dentro de la compañía: ¿el dinero, la atención, el poder, el crecimiento, la actividad? Una vez que encontró el incentivo, lo ideal es usar el potencial de estos empleados con esa motivación para evitar que se desbanden.

El psicoanalizado
Es una reencarnación de un paciente de Freud. Se estresa ante cualquier eventualidad y se aterra ante los cambios. Lo ideal es no darle tareas críticas y asignarles actividades rutinarias y tranquilas.

Lolita
Se visten con ropa sexy solo para atraer atención. Su manera de lograr puestos y ascensos es, en principio, su sex appeal o su manera seductora de pedir favores. Lo mejor -para evitar distracciones propias y ajenas- es explicarle a Lolita cómo debe vestirse y tratar a pares y jefes.

El pragmático
Son los empleados con mucho empuje que no se dan cuenta que algunas de sus acciones son dolorosas para otros. Ya sea por la manera ruda de comunicarse como por actividades que pueden ser vistas como arrasadoras por otros compañeros.

El tardío crónico
Este empleado no entiende que la puntualidad es una regla y debe ser parte del cumplimiento del trato. Inventará las mil y una excusas, cada vez más fascinantes y que servirían como guión de una película. Adviértales sobre la importancia, documente, como en el colegio, las llegadas tarde. Por último, descuente haberes si lo justifica la cantidad de llegadas tarde. Comenzará a llegar a tiempo.

El agresivo
El problema de este hombre probablemente provenga de alguna manía crónica como una adicción. Vigile si esta persona no abusa del alcohol, drogas o estimulantes. No alimente historias que suenan a excusa, pero tampoco lo amenace. Trate de encontrar un subalterno al que este empleado agresivo le tenga confianza y pídale que se comunique con familiares y lo empuje a buscar ayuda profesional.

El ladrón
Algunos sienten que llevarse un bolígrafo o acarrear un rollo de papel higiénico del baño de la oficina es parte “de su salario”. Si lo hace por disconformidad con el salario, siéntese a negociar. Si continúa con la ratería, despídalo. Algunas personas no entienden que están cometiendo un delito.”

sábado, 23 de octubre de 2010

CITAS

"Si quieres que algo sea hecho, nombra un responsable. Si quieres que algo se demore eternamente, nombra una comisión"
Napoleón


"El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo"
Victor Hugo


"Encuentra la felicidad en tu trabajo o nunca serás feliz"
Cristóbal Colón

jueves, 21 de octubre de 2010

OTRA DE HUMOR: CONSEJOS DE UN EMPLEADO A SU JEFE...

1) Nunca me dé el trabajo por la mañana, hágalo después de las 4:00 de la tarde. Siempre es gratificante contar con el reto de trabajar bajo presión.

2) Si es algo urgente, por favor interrúmpame cada 10 minutos para saber cómo voy. Eso sí ayuda. O mejor aún, espíe sobre mi hombro señalándome cada vez que doy un teclazo en el ordenador.

3) Siempre salga de la oficina sin decirme a dónde va. Eso me brinda la oportunidad de estimular mi creatividad cada vez que alguien pregunta por usted.

4) Si mis manos están llenas de papeles, cajas, libros, etc. ¡No me abra la puerta!. Necesito aprender a funcionar bien en caso de que quede parapléjico y abrir las puertas sin ayuda es un excelente entrenamiento.

5) Si me da más de una misión por cumplir, no me diga cuál es la prioridad. Soy adivino.

6) Haga hasta lo imposible por mantenerme en la oficina hasta tarde. Me encanta estar aquí y en realidad no tengo a donde ir ni nada más que hacer que no sea mi trabajo. No tengo vida propia.

7) Si mi trabajo le satisface, manténgalo en secreto. Si se sabe podría ser causante de un ascenso. Además, si no lo sé, me seguiré esforzando para que así sea.

8)Si no le satisface mi trabajo, hágaselo saber a todo el mundo, me encanta que mi nombre sea el más mentado en las conversaciones. Pero no me lo diga a mí. Podría herir mis sentimientos.

9) Si tiene instrucciones especiales para la realización de algún trabajo, no me las escriba. De hecho ni siquiera las mencione hasta que ya casi haya terminado el trabajo. ¿Qué necesidad hay de confundirme con información inútil?

10) Nunca presente a la gente con la que está. No tengo derecho a saber nada. En la cadena alimenticia de la empresa yo sólo soy el “Plancton”.

11) Cuando usted haga una referencia a esas personas en el futuro, yo utilizaré mis poderes psíquicos para saber de quién me habla.

12) Sea agradable conmigo solamente cuando en el trabajo que estoy realizando esté en juego su vida, o bien, si un mal resultado pudiera enviarlo directamente al infierno de los jefes.

13) Cuénteme todos sus pequeños problemas. Nadie más los tiene y es bueno saber que alguien es menos afortunado que uno. En especial disfruto la historia en la que me explica la enorme cantidad de impuestos que tiene que pagar cada vez que le dan un mega bono por ser un gran jefe.

14) Espere a que venga mi revisión anual de actividad para entonces decirme cuál debió haber sido mi objetivo principal.

15) Califique mi actuación como mediocre y deme un aumento basado en la inflación, de cualquier forma, yo no estoy aquí por dinero.